SALA DE PRENSA > Noticias > ESPAÑA NECESITA UN MÍNIMO DE 120.000 VIVIENDAS NUEVAS AL AÑO, SEGÚN APCESPAÑA
Noticias
ESPAÑA NECESITA UN MÍNIMO DE 120.000 VIVIENDAS NUEVAS AL AÑO, SEGÚN APCESPAÑA

 

14-10-2019

La Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña) considera que España requiere una producción de vivienda nueva entre las 120.000 y 150.000 unidades para cubrir los niveles actuales de demanda.

 

En este sentido, APCEspaña sostiene que la industria inmobiliaria nacional, en la fase actual del ciclo caracterizada por la normalización, todavía cuenta con margen de crecimiento, ya que la construcción de vivienda nueva se encuentra muy por debajo de las necesidades actuales del país y de los índices anuales de construcción de vivienda nueva registrados durante el periodo previo a la crisis económica.

 

En concreto, actualmente en España, con menores niveles de apalancamiento familiar y mayor rigor hipotecario, se construyen 100.733 viviendas anuales (2018), frente a las 868.000 del periodo precrisis (2006).

 

Si bien es cierto que la industria inmobiliaria nacional pasa por un momento de normalización, la Asociación apunta que la ligera ralentización que se ha registrado en cuanto al número de transacciones se debe, principalmente, a la situación geopolítica mundial (guerra comercial y Brexit), a la incertidumbre política de España, así como a las últimas normativas aprobadas por el Ejecutivo como la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario.

 

 

Precio de la vivienda

 

El precio de la vivienda, durante el periodo de crisis económica, descendió un 35,6 % para, en los años posteriores, mantener una tendencia al alza.

 

De esta manera, mientras que al cierre del primer trimestre de 2019 los precios aumentaron un 6,8 % en tasa interanual, durante el segundo trimestre del año se ha producido una moderación de los mismos al registrarse un ritmo de crecimiento del 5,3 %.

 

En esta línea, APCEspaña señala que el precio de la vivienda en España se encuentra, en promedio, cerca de su valor de equilibrio.

 

Es importante señalar que, aunque el incremento actual de los precios del sector inmobiliario no es homogéneo en todo el país, APCEspaña aboga, con el propósito de abaratar el precio de la vivienda y, por ende, favorecer el acceso a la vivienda, poner en carga el suelo edificable que se encuentra bajo dominio de las Administraciones Públicas, reducir el coste burocrático ligado a la promoción y facilitar y agilizar la concesión de las licencias urbanísticas.

 

La Asociación pone de manifiesto que para conseguir propósitos de tal magnitud, se requiere establecer un marco jurídico seguro, estable y garante, al tiempo que recalca la necesidad de atraer inversión con la que establecer fórmulas de producción de vivienda que pasen por la colaboración público-privada.

 

Es de capital importancia la participación de la iniciativa privada para poner fin a la escasez de oferta de vivienda social y vivienda asequible, una de las principales razones que provoca el difícil acceso de las generaciones más jóvenes al mercado inmobiliario.

 

 

Vivienda accesible y jóvenes

 

De acuerdo con los últimos datos publicados por Eurostat sobre la emancipación en Europa, en España los jóvenes abandonan el hogar familiar, en promedio, a los 29 años. Esta cifra sitúa al país en sexta posición, por la cola, entre el resto de potencias europeas, frente a los noruegos, quienes se emancipan a los 19 años, los daneses y suecos a los 21 o los finlandeses a los 22 años.

 

Una emancipación tan temprana como la registrada en los países nórdicos requiere, entre otros, de una extensa red de políticas públicas de apoyo a la vivienda.

 

APCEspaña recalca la necesidad de crear y potenciar políticas integrales que conduzcan a una mejora de la accesibilidad a la vivienda que, entre otras medidas, pasa porque las Administraciones Públicas apuesten por la colaboración público-privada para incrementar la oferta de vivienda social, adopten políticas de apoyo al acceso de una primera vivienda e incentiven el establecimiento de beneficios fiscales.

 

La Asociación propone adoptar medidas de esta tipología que, desde hace años, ya rigen entre las políticas de vivienda de otras potencias europeas. Ejemplo de ello es la iniciativa Help to buy (ayuda para comprar), programa que permite la compra de una vivienda con financiación hasta el 95% del precio total mediante aval del Reino Unido para la entidad financiera. Francia, a su vez, ofrece crédito al 0 % de interés y, en el mercado del alquiler, destaca Portugal que, en diferentes grados, puede llegar a subvencionar las rentas durante los tres primeros años.

 

 

Retos y desafíos de la industria inmobiliaria

 

Uno de los principales retos que afronta el sector inmobiliario nacional es la simplificación y agilización de los procesos y canales actuales para la tramitación de las licencias urbanísticas y, en concreto, la licencia de obra y primera ocupación.

 

En esta línea, APCEspaña aboga por la generalización de los procedimientos de declaración responsable para la primera ocupación por parte de las entidades privadas y por la digitalización de las Administraciones Públicas. 

 

En la senda por la apuesta de la implementación de plataformas digitales e innovadoras, el tejido inmobiliario español adopta, cada vez con mayor frecuencia, sistemas basados en las tecnologías más avanzadas con las que favorecer la industrialización y la automatización de los procesos para situarse a la vanguardia. Este desafío surge del compromiso de las actuales compañías promotoras y constructoras mantienen con las nuevas necesidades de la sociedad.

 

Entre las demandas destacan también aquellas medidas focalizadas hacia la sostenibilidad. Con el propósito de seguir construyendo parques de vivienda que respondan a estas tendencias de la ciudadanía, APCEspaña recalca el gran esfuerzo que realizan las compañías de la industria y que, actualmente, se diferencian por su elevada profesionalización que se traduce en una estandarización de procesos de construcción energéticamente eficientes y el uso de materiales sostenibles.

 

No obstante, para conseguir mantener el elevado grado de profesionalización actual, la Asociación exhorta a las Administraciones Públicas a potenciar en el ámbito educativo las competencias digitales desde edades tempranas, incrementar la oferta formativa en Formación Profesional Dual, a través de su reformulación y modernización, y establecer relaciones estratégicas entre empresas y universidades para que los futuros profesionales del sector  cuenten con perfiles laborales altamente especializados y competitivos.