PARALIZACIÓN POR REAL DECRETO-LEY DE TODAS LA ACTIVIDADES ECONÓMICAS NO ESENCIALES POR COVID-19

APCEspaña no cuenta, en estos momentos, con los suficientes datos para poder realizar un análisis y valoración del impacto en el sector de la citada medida. La repercusión económica dependerá, evidentemente, de cuánto tiempo se prolongue el Estado de Alarma Sanitaria y, por tanto, la paralización de la actividad constructora. El sector promotor/constructor representa, en términos de oferta, un 6 % del PIB español y emplea a más de 1.284.000 trabajadores a cierre de 2019.

APCEspaña confía en que está paralización de las obras en curso dure el menor tiempo posible e insta a todos los trabajadores del sector de la construcción a permanecer en sus casas respetando el confinamiento establecido en aras de velar por su salud y del resto de la población española.

Sin embargo, desde APCEspaña consideramos que paralizar una actividad tan relevante para la economía española hubiera requerido de una mayor diálogo con los actores sectoriales y, sobre todo, un periodo de tiempo suficiente desde su aprobación hasta su entrada en vigor, de cara a realizar una paralización ordenada de las obras en curso para evitar cualquier riesgo a los trabajadores que tienen que desmontar las obras auxiliares, la retirada de materiales químicos o de posible combustión y programar la protección civil y la vigilancia de las mismas ante las posibles consecuencias de dicha paralización como desprendimientos, arrastres, rotura de paredes de contención o embates por agua debido a la climatología adversa prevista en muchos puntos de España a lo largo de esta semana.

 

Comparte en tus redes sociales